martes, 27 de mayo de 2008

De-Lyrix- Por qué no le pegamos con el funk? (1995)

Ptaz, Berrear y Hectoplasma al micro junto a Nortez a la producción, editaron esta magnífica cinta como carta de presentación del grupo De-Lyrix. Esta maqueta cargada de crítica social y un claro mensaje antifascista sobre una cuidada y elaborada labor de programación incluyendo instrumentos tocados, nos descubría a uno de los grupos más interesantes de la escena de la capital de lo noventa.

01- Don´t trust the media
02- No post control
03- Telefunken
04- Exilio
05- La matríz
06- Miedo a la paz
07- Convención de nazis
08- Ahí fuera se quema el sistema
09- Tiempos de odio
10- Una bonita y reluciente
11- Todos los días
12- Desconcienciazión
13- Tengo ritmo
14- La madre
15- Jazzy waves
16- Rock w your brothers
17- Revolución 1995
18- Thank ya
19- A lo hecho pecho (Directo)
Descargar

6 comentarios:

Elfér dijo...

Coño, pues esta no sabía que existia. Bajando pero ya.
Un saludazo ;)

Anónimo dijo...

jefe queria decirte si podias subir unas maquetas no son de vieja escuela la maqueta es de Ochoa y se llama Lo Típico

El Jefe dijo...

Uy, bueno te comento. El blog está dedicado a maquetas en cintas de la década de los 90 únicamente. Esa maqueta que me dices es posterior, te será fácil encontrarla en algun foro o página en la red. Si no escríbeme al mail y te ayudo a localizarla. Gracias

Don Manolo dijo...

Que buenos eran estos pavos!!!
No tenia ni idea de que existiera esta maqueta!
En cuanto pueda te respondo los correos ;)
Abrazo!

Cristhian Beltran dijo...

Que grupo tan teso... es barbaro... old school... hay forma de conseguir esta maqueta AYUDAME.... te lo agradeceria infinitament...

Anónimo dijo...

Mil gracias por el curro.

Tenía las maquetas de Delyrix y La Gran Z en su día, se jodieron de oirlas en el walkman que te daban con las millas de Fortuna (jodidos noventas).

Recuerdo que se las pillé directamente a ellos en Majadahonda. Eran años en los que los nazis se cepillaban a gente con cierta frecuencia en el noroeste de Madrid.

Tendrían que tener mi edad más o menos, es decir, unos 16 años. O poco más.

Esta es una parte de mi vida que se había perdido en alguna mudanza.

Se me salen las lágrimas.